13 de octubre de 2009

Evaluación inicial

Los próximo días 19, 20 y 21 de octubre se realizarán las sesiones correspondientes a la evaluación “cero” o evaluación inicial, esos días se reunirán los Equipos Educativos de cada uno de los grupos con el objetivo de conocer la situación de partida del alumnado y del grupo clase, mediante el intercambio de información de todo el profesorado que imparte clase en el grupo. Sirve como punto de partida para tomar decisiones, para planificar y programar las actuaciones necesarias que deben ponerse en práctica para mejorar el proceso de enseñanza aprendizaje y alcanzar los objetivos en cada una de las materias.

¿Cómo suelen desarrollarse estas sesiones?
El tutor o tutora del grupo expone al resto del profesorado todas aquellas cuestiones que puedan ofrecer un conocimiento general de la situación de partida del alumnado y del grupo a través del análisis de distintos datos como:

  1. Estructura del grupo: Antecedentes académicos, alumnado con pendientes, repetidores, etc.
  2. Detección de dificultades de aprendizaje y alumnado con necesidades educativas especiales.
  3. El ambiente sociofamiliar del alumno-grupo.
  4. Dificultades de integración y valoración global del ambiente del grupo-clase.

A continuación se pasa a realizar un análisis individual de cada uno de los alumnos y alumnas del grupo con las aportaciones de los profesores y profesoras que imparten las distintas materias.
Por último, llega el momento de adoptar acuerdos de forma conjunta para mejorar el funcionamiento y rendimiento del grupo. Algunas de las medidas que se deben adoptar son las siguientes:

  1. Alumnado con especiales dificultades y que necesita actividades de refuerzo, recuperación o ampliación, o adaptaciones curriculares.
  2. Adoptar medidas concretas con el alumnado que presenta conductas disruptivas.
  3. Unificación de criterios para actuar con relación a las normas de convivencia.
  4. Reajustes en programaciones.

Desde el inicio de curso el profesorado ha ido recopilando información del alumnado utilizando diversos instrumentos tales como: la observación directa y diaria, los cuestionarios personales, las pruebas iniciales de nivel, las entrevistas personales, etc….
Este esfuerzo del profesorado, especialmente de los tutores y tutoras, por recopilar una información los más ajustada posible la realidad del alumnado repercutirá en una mejor atención individualizada que se ajuste a las características personas y los ritmos de aprendizaje de cada uno.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...