30 de enero de 2011

A propósito del día...

"Para la libertad sangro, lucho, pervivo.

Para la libertad, mis ojos y mis manos,

como un árbol carnal, generoso y cautivo,

doy a los cirujanos.

Para el hijo será la paz que estoy forjando.

Y al fin en un océano de irremediables huesos,

tu corazón y el mío naufragarán, quedando

una mujer y un hombre gastados por los besos.

La guerra es como una hoguera

donde los locos se abrasan.

Tristes guerras

si no amor la empresa.

Tristes, tristes

Tristes armas

si no son palabras.

Tristes, tristes.

A lo lejos tú, sintiendo

en tus brazos mi prisión

en tus brazos donde late

la libertad de los dos.

Libre soy. Siénteme libre.

Sólo por amor.

Miguel Hernández


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...